CIRUGÍA GUIADA

Los implantes dentales son sustitutos artificiales de la raíz de los dientes naturales que se colocan en el interior del hueso para reemplazar la raíz de los dientes que están ausentes de la boca. 

Una vez colocados, se fija sobre ellos un nuevo diente o prótesis. La finalidad de los implantes dentales es que las personas a quienes les faltan uno o varios dientes puedan masticar, hablar y sonreír con normalidad. Los implantes dentales están, en su mayoría fabricados en titanio, material altamente biocompatible y de amplio uso en diversas áreas médicas como traumatología. Esta alta biocompatibilidad nos ofrece una seguridad máxima en el tratamiento.

La principal ventaja es que permiten reponer uno o varios dientes de manera independiente, es decir, sin tener que rebajar los dientes vecinos, como ocurre cuando colocamos un puente fijo. Además permiten mantener el hueso en la zona donde faltan los dientes, al tener una nueva raíz.
El porcentaje de éxito es mayor al 98% de los casos, lo que los coloca en la opción de tratamiento más predecible para reponer uno o varios dientes.

La principal novedad en el tratamiento con implantes dentales es la cirugía guiada por ordenador. Esta herramienta de planificación permite colocar de manera virtual los implantes en el ordenador. Para ello, pedimos al paciente que se realice un estudio radiográfico mediante un escáner oral, que nos permite obtener una imagen en tres dimensiones del maxilar del paciente. Al introducir los datos del estudio en
el ordenador, y gracias a los programas informáticos de navegación, se generan reconstrucciones de dos y tres dimensiones de la boca del paciente. 

En ese momento, podemos simular la operación, que nos permite colocar los implantes en la posición óptima para conseguir una estética y función perfectas.